Tecnolack - blog de cultura geek

Neil Harbisson, el primer Cyborg en la historia humana

account_circle Por Owst access_time 03 de junio del 2010

El futuro nos alcanza, ¿hay alguien que quiera negarlo?. El señor que ven ustedes en la imagen de arriba es, ni mas ni menos, el primer Cyborg oficialmente reconocido por la humanidad. Esta es la historia de Neil Harbisson, un ciudadano del Reino Unido en cuya niñez le fue diagnosticada una enfermedad llamada Acromatopsia, un mal que le impide interpretar los colores con su visión, dejándole simplemente con la capacidad de detectar blanco, negro y la escala de grises.

So vocación resultó ser la pintura y estudió primeramente en el Instituto Alexandre Satorras, en donde se le permitió utilizar únicamente blanco y negro en sus pinturas debido a su condición. Luego, en 2002, ingresó al Colegio de Artes Dartington donde posteriormente encontraría aquello que cambiaría su vida para siempre.

En su segundo año en la universidad asistió a una conferencia sobre cibernética impartida por un estudiante de universidad llamado Adam Montandon. Allí fue donde Harbisson lo conoció y le contó de su problema, para tiempo después dar paso a lo que sería el «Proyecto Eyeborg».

Lo que resultó de este proyecto fue una cámara que detecta los colores y de algún modo los convierte en ondas de sonido. Como se aprecia en la imagen, la cámara y audífonos están montados en su cabeza, y sí, los lleva puestos todo el tiempo. Ya está acostumbrado a que la gente se le quede viendo raro o que el personal de seguridad en lugares como aeropuertos lo detengan para cuestionarle el aparatito.

Ahora Neil puede crear obras a color, totalmente consciente de los colores que quiere plasmar gracias a su tercer ojo. Estos son algunos de los primeros trabajos que realizó:

Piano Concerto No.3. de Rachmaninov

Toccata y Fugue en D menor de Bach

Un tanto abstracto, ¿no? Las anteriores son interpretaciones gráficas que Neil les dio a las piezas musicales correspondientes, pero también puede pintar rostros de personas y colorearlos de acuerdo a las respuestas auditivas que recibe del Eyeborg.

Y si se preguntan quién dijo: «está bien, eres el primer Cyborg oficial», pues les cuento. Al intentar renovar su pasaporte, las autoridades le dijeron que no podían aceptarlo porque en la fotografía aparecía con el aparato puesto, así que fue rechazado. Pero luego de meses de recibir apoyo por parte de sus doctores y profesores explicándole a las autoridades que sí, el aparato era parte de Neil, parte de su cuerpo, finalmente el trámite de su pasaporte se pudo llevar a cabo obteniendo así su status oficial de Cyborg.

Vía | Kuriositas

@Mail
Recibe actualizaciones vía email.
Sitios amigos