¿En qué consiste la adicción a las redes sociales?

Adiccion a redes sociales

Con el paso de los años el uso de redes sociales se ha convertido en parte de nuestro día a día, al grado en que muchas personas no conciben la idea de vivir sin ellas, ya sea por mera distracción, estar al tanto de las vidas de amigos de antaño, o incluso interactuar con perfectos desconocidos, hoy en día juegan un papel sumamente importante de la sociedad en diversos ámbitos, a la vez que fungen como medios donde cualquier persona puede tener una voz y expresarse.

Esta relevancia ha provocado que a algunas personas se les considere como adictos a las redes sociales.

Una adicción es una enfermedad crónica y recurrente del cerebro caracterizada por la búsqueda patológica constante de la recompensa y alivio a través de la realización de determinada conducta o el consumo de determinada sustancia.

La última edición del Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales (DSM) tuvo por bien el incluir a la ludopatía describiendo a esta última como una adicción sin sustancia. Lo cual ha dado pie a que diversos expertos consideren que de haberse aceptado que el juego y las apuestas generan esta dependencia, también es importante destacar que las redes sociales pueden generar trastornos similares, pues se han realizado estudios que sugieren que utilizar plataformas sociales provoca que el cerebro de algunas personas libere dopamina.

La adicción entonces se produce cuando se hace un uso descontrolado y abusivo de las redes sociales, a la vez que se muestran síntomas de abstinencia cuando ocurre una pérdida de conexión, orillando al usuario a mantenerse conectado cada vez que sea posible, aunado a lo anterior, existen casos en donde la adicción a las redes sociales se ve impulsado debido a un problema clínico previo, tal como; timidez excesiva, baja autoestima, rechazo de la imagen corporal, depresión o hiperactividad.

Redes sociales

Algunos de los síntomas que pueden ayudar a identificar si se es adicto a redes sociales van de la mano con los comportamientos cotidianos.

  • Mantenerse en línea gran parte del día.
  • Preferir las conversaciones vía Internet en lugar de conversaciones de frente.
  • Tener una necesidad compulsiva de publicar todo lo que ocurre en tu día a día.
  • No poder despegarte de tu teléfono u otro dispositivo que nos permita mantenernos conectados.
  • Revisar con mucha frecuencia redes sociales desde que se despierta.

Es posible que el abusar del uso de las redes sociales termine por provocar problemas tales como inquietud, falta de concentración y alteraciones del ánimo. Sin embargo para reducir el uso de redes sociales y evitar este tipo de comportamientos y sus consecuencias, es importante el ser capaz de identificar que se tiene un problema, e intentar solucionarlo tomando medidas tales como; llevar un control del tiempo invertido en una red social, determinar un momento del día para revisar las redes, desactivar las notificaciones de las mismas cuando no sea necesario, entre otros.

Enlaces:

Gracias por compartir tu opinión en esta nota

Para que tu avatar aparezca en los comentarios de este y otros blogs debes ser usuario registrado en Gravatar, puedes registrarte en el siguiente enlace: http://en.gravatar.com/site/signup
Stay Geek!

Deja un comentario

Sitios Amigos
Únete en Facebook
Síguenos en Twitter
Publicaciones Favoritas